Los jodidos videotutoriales de abdominales para extraterrestres

La ambición para conseguir mejorar tu marca hace que uses tus habilidades de rastreador y acabes navegando por el maravilloso (jodido) mundo de los videotutoriales. Uno de los entrenamientos complementarios para lograr tus objetivos es el trabajo de abdomen, aparte de que puede convertir tu cintura de ballena en cintura de avispa, pudiendo así emular una salida del mar a cámara lenta como Pamela Anderson en Los vigilantes de la playa.

 

 

Si quieres hacerlo bien hay que realizarlo después de una buena sesión de cardio, estarás rebentada, pero no hay otra…

Después de unos minutos entre miles de tutoriales escogí el idóneo para mí, o así lo creía. Un bonito y bien explicado videotutorial de abdominales en 8 minutos con la voz de Loquendo (ya solo con eso las risas estaban aseguradas). Qué suerte la mía que este videotutorial también posee una aplicación “supermolongui” para realizar los ejericios en cualquier parte.

Una vez terminada mi clase de spinning virtual con mi “amiguete  el de la pantallita” me dispongo a enchufar mi APP para mi primera rutina de abdominales en una sala apartada para evitar curiosos y copiones de rutinas.

 

Mucho me costó seguirle el ritmo a estos dos personajes, claro no vamos a poner personas reales porqué esto no lo hace la “culoprieto pívon” de los famosos videotutoriales “Como obtener un vientre plano”, lo hago yo que soy una “pringui”.

Casi llego hasta al final y a mí esto no me gusta, es más, me molesta mucho. Cuando algo se me resiste no paro hasta conseguirlo. Ayer fue el primer día, mi objetivo: aguantar todo el videotutorial !

Anuncios

Desmontando tópicos: Ser mujer y levantar pesas

Una de esas frases tópicas inocentes : “Necesito un hombre fuerte para que me ayude a llevar esto que pesa mucho” són las que te tocan la moral como mujer. Para mí (y seguramente para muchas/os) esta frase excluye a una gran parte de posibles ayudantes para llevar “eso que pesa mucho”.

Parece raro ver a una mujer subiendo a la sala de musculación, aunque el número va subiendo poco a poco sigue siendo extraño para algunos. Los primeros días todos cometemos errores y es gracioso econtrarte a la fauna variada que hay en los gimnasios:

-El simpático ligón que se hace pasar por entrenador ayudándote con la rutina.

-El novato borde que no tiene ni idea de coger una pesa, le corriges y se molesta.

-El hombre espejo que basa su rutina en 50% mirarse en el espejo 30% selfies en el espejo 20% hacer pesas

-Y otros muchos más como el hombre proteína, el croussiant que no hace cardio, …

En fin que los primeros días te toca sufrirlos…

 

Gracias a mi testarudez he conseguido en 1 año lo que pocas se han atrevido a probar por culpa de los prejucios y tópicos. Para muestra el siguiente vídeo donde una vez a la semana trabajo espalda, hombro y antebrazo. Este ejercicio es la suspensión en barra y mide nuestra fuerza en estas 3 zonas.

 

Si yo lo he conseguido tu también, no tengas miedo en convertirte en Hulk, busca una buena rutina y a ENTRENAR !

Corre si te da la gana

Después de varios meses recorriendo Vall d’Hebron 50 veces al día con mi super sudadera dominguera, mis zapatillas “marca notefijes” y mi mini mp3 sentí estar preparada para formar parte oficialmente de esos locos llamados corredores populares. Así que me aventuré a correr una de 5km en Salou (algo así sencillo para no perder la compostura y el estilo).

De los diferentes perfiles que observé en el ambiente yo me encontraba entre los novatos, esos que no pueden correr más de 30 minutos seguidos y sin conocimiento alguno de como entrenar y  mucho menos de como vestirse para la ocasión.

Mi objetivo antes de salir? no acabar llegando con el equipo escoba. Algo así sencillo para empezar y no acabar frustada con objetivos demasiados difíciles. Fíjate si me fue bien que terminé formando parte del equipo pelotón, esos grandes grupos de gente que cruzan la meta pasando inadvertidos (Marca 00:31:29).

Aunque me sentía de lujo con mi marca “mal que me pese” siempre me encuentro (antes o después de empezar) con el típico corredor amiguete “fardón” que corre más que tú y te lo hace saber.  Y aquí viene mi consejo “molongui” de la semana:

Cada día empiezan a correr millones de torpes  que parece que vayan chafando huevos por la calle pero que a la vez se sienten absolutamente contentos de hacer deporte, TODOS esos hemos sidos tú, yo y todos los que corren en las carreras. Sal a correr si te da la gana ! Sé como Phoebe Buffay en Friends, siéntete feliz al correr sin importarte lo que dirán !

Si tus mollejas quieres perder, de tus abrigos te tienes que deshacer.

Después de hacer un ejercicio de conciencia y llegar a la conclusión de que tienes que mover tu cuerpo de barril para mejorar tu estado de salud decides calzarte unas zapatillas y salir a correr (o al menos intentarlo).

La vestimenta de mis primeras veces alcanzó límites insospechables en cuanto a cutrez se refiere, la sudadera con capucha es elemento esencial para ser una auténtica dominguera. Uno de mis primeros errores fue exactamente esto, ponerme más capas que una cebolla para sudar más. Efectivamente se suda mucho más poniendote todo tu armario para salir a correr, pero NO! no pierdes peso corriendo con mucha ropa.

Mi experiencia me dijo que con mil capas me paraba antes que con una. La gente confunde sudar con quemar grasas. ERROR! La respuesta a tal incógnita es que tu cuerpo se deshidrata mucho antes, cuando más se suda más agua se pierde.

Así que aquí una servidora se deshizo de su entrañable sudadera con capucha, lloró su pérdida y se compró una camiseta transpirable.

Sobre mí

Érase una vez una niña a la que llamaban “boleta”. A la que le encantaban las historias de trotamundos que su abuelo le contaba y soñaba en un día poder colgarse la mochilla y rodar por el mundo. Siendo traviesa de bien pequeña ya tuvieron que ponerle 5 puntos en la frente creyendo ser Capitán Trueno en tiempos de la Tercera Cruzada y ganándose alguna que otra reprimenda. Aún ya tener algunos años más sigo siendo la misma “boleta” soñadora y curiosa, asi so yo !

El dia en el que te das cuenta que tu yo se comió a tu otro yo

Llega un día en que te observas en un espejo y te das cuenta de que eres el doble de lo que solías ser y llega un punto en el que ciertas camisas conllevan riesgo de romperse por culpa de tus mollejas. Exactamente fue eso lo que me pasó hace 5 años al verme en una fotografía, verme de esa manera fue lo que conllevó a mi punto de inflexión. En episodios anteriores habían conversaciones y situaciones que me hacían sospechar de que era más redonda que una pelota.

Encontramos en esta lista a la madre plasta (sino fuera plasta no seria tu madre) que va directamente a la yugular y te lanza directas para que cambies, a los pantalones ajustados que no suben más cuando llegan a un cierto punto de tu cuerpo (benditos leggins de color negro), a las señoras que te preguntan si estás embarazada (qué majas ellas) las camisetas de talla “L” fante y de qué empiezas a quejarte cuando las escaleras mecánicas no funcionan.

Más que por imagen lo que me llevó a buscar un estilo de vida mejor fue por cuestión de salud, las rodillas empezaron a dolerme y el nivel de cansancio al subir unas escaleras era extremo, llegando a la friolera de 80kg en 1,64cm de estatura.

En este blog desde una perspectiva chistosa contaré mi experiencia sobre los hábitos saludables y la práctica regular de ejercicio. Espero que os guste !